Sustentabilidad

Sierras de Bellavista, pueblo de montaña habitado por más de 150 casas y con una flora y fauna privilegiada a 2 horas y media de la capital de nuestro país, fue víctima de unos de los incendios más extenso que se tenga registro en la zona central de de Chile. El 2 de enero de 1999, a raíz de un fuego mal apagado, se generó este incendio voraz que alimentado por el viento fue quemando todo a su camino en poco tiempo. Después de 14 días de una lucha sin tregua, más de 25.400 hectáreas de pinos y bosque nativo (principalmente roble y ciprés de la cordillera) habían sido consumidos, una catástrofe ecológica.

Hoy, 16 años después de lo ocurrido, queda poca evidencia de lo que sucedió en este mágico lugar. Las coníferas tienen como una de sus formas de propagación a los incendios, es así como los pinos reemplazaron fácilmente a especies nativas como Quillay, Robles y los maravillosos cipreses de la Cordillera.

Diez años atrás se comenzó a reforestar 10 ha con Bosque nativo en las laderas de lo que hoy es la viña, no fue fácil pero los resultados hoy se ven y son motivo de orgullo,  junto con la asesoría de uno de los paisajistas más importantes de Sudamérica, Juan Grimm, decidimos crear un proyecto que ayudara al nativo a resurgir de entre las cenizas. Después de mucho tiempo de análisis, búsqueda de permisos y horas invertidas en un proyecto a la altura de lo que alguna vez hubo en esta zona, hemos llegado a una solución atractiva y coherente con la topografía del lugar. Junto con la tala de más de 60 hectáreas de bosque de pinos se hará una reforestación del mismo tamaño con bosque nativo a partir de robles, quillayes y cipreses de la cordillera.

El proyecto en sí, ayudará a que la flora y fauna que alguna vez existió en el lugar y que ha tenido que ir evolucionando o buscando nuevas formas de sobrevivir pueda crecer nuevamente en este mágico entorno que alguna vez fue devorado por las llamas. Los robles y cipreses volverán a surgir desde estos mágicos suelos volcánicos generando que el ecosistema vuelva a su forma original.